Hotels Saint-Malo

Saint Malo recibe al año miles de visitantes que buscan relajarse en sus magníficas playas, practicar los deportes náuticos más divertidos o aprender un poco más sobre las repercusiones de la Segunda Guerra Mundial en el norte de Francia.

Saint Malo es una de las localidades de la Región francesa de Bretaña más visitadas, sobre todo en verano. Sus playas son espectaculares y durante el invierno es frecuente encontrar apasionados de los deportes náuticos practicando surf, windsurf o vela en aguas del Canal de la Mancha.

En esta ciudad hay dos hoteles Kyriad. Uno en el centro de Saint Malo, a un paso de la playa y a quince minutos caminando de la ciudad vieja. El otro se encuentra en la orilla oeste de la desembocadura del río Rance, en el municipio vecino de Dinard, muy bien comunicado por carretera y a solo quince minutos de la muralla medieval.

Su pintoresco centro histórico está rodeado por una muralla construida en el siglo XIII. La ciudad fue intensamente bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial, pero fue reconstruida casi en su totalidad.

El Castillo de Saint Malo es, junto con la muralla, una de las principales atracciones turísticas. La Catedral románica y gótica de San Vicente también recibe miles de visitantes a lo largo del año.

El estuario del río Rance hace que este sea un municipio orientado al mar, lo que se refleja en su gastronomía, basada en pescados y mariscos frescos. El sitio soñado por los amantes de las ostras.