Hotels Sète

Playas, gastronomía, historia, Mediterráneo, pesca, relax, canales, belleza, naturaleza y la simpatía de sus gentes le esperan en Sète, una pequeña localidad francesa con mucho encanto.

Conocida com "La Venecia del Languedoc" y "La isla singular" (en palabras del poeta Paul Valéry, hijo ilustre de la localidad), Sète es una villa cercana a Montpellier, situada al Suroeste del Estanque de Thau, lago de agua salada en el que se cultivan ostras y mejillones. Justo al otro lado del lago se extiende el Mediterráneo, y la ciudad alberga numerosos canales que comunican el estanque con el mar.
A pesar de su pequeño tamaño (menos de 100.000 habitantes), cuenta con el puerto pesquero más grande de Francia. Su paisaje costero está marcado por la presencia de su elegante faro, alzándose en el horizonte. Sète es famosa por sus "justas náuticas", curiosa competición de origen medieval, en la que los equipos -a bordo de embarcaciones similares a góndolas, pero de mayor tamaño-, armados con lanza y escudo, pugnan por tirar al agua al rival.

Su gastronomía es excelente y, claro está, se basa en los productos pesqueros de la zona, entre los que destacan las ostras. También podremos disfrutar de agradables playas cercanas durante el verano. El Puerto Viejo y los canales que la atraviesan, junto a sus coloridas fachadas, dotan a Sète de una bella y particular fisonomía.